El festival más bonico del verano
Fomentado por Rozalén para promocionar los pueblos de la Sierra del Segura, cuenta con un sinfín de actividades culturales para toda la familia: teatro infantil; talleres; mercadillo de productos artesanales de la zona; rondas de animeros y, por supuesto, la mejor música y conciertos en directo.